Proceso de Coaching Ejecutivo (PCE)

Se trata de procesos individuales, seguros y confidenciales entre el profesional y el participante, para ayudar que este último aumente su desempeño y productividad de forma exponencial.

 

Se puede decir que el proceso individual de coaching busca 2 objetivos: Uno principal e individual que es el propuesto por cada cliente, y otro accesorio y general que es el autoconocimiento de la humanidad del propio cliente. 

¿Cuándo se utiliza?

Para desarrollar habilidades blandas específicas

Para mejorar su rendimiento  y eficacia en su actual cargo

Para desarrollar competencias requeridas para un nuevo cargo

Para afrontar nuevos retos

¿A quién va dirigido?

Ejecutivos con alto potencial

Personal clave

Personal nuevo o recién promovido a cargos de mando

Personal nuevo de fuente extranjera

Colaborador con alta capacidad de proyección

Forma del proceso

Se trabajan de 6 a  8 sesiones e 1 hora cada una, de acuerdo al siguiente diagrama : 

Informe de PCE

Cada PCE genera un informe entregable, en el cual se expone el aumento porcentual de las habilidades de Liderazgo Personal, Gestión Emocional, Comunicación Ontológica y Liderazgo Directivo, en base a un test de Liderazgo que desarrollará el participante.

No se detallará información respectiva al proceso interno del participante, por ser estrictamente confidencial.

Según un estudio de la revista Forbes, el PCE puede incrementar el rendimiento de los directivos hasta en un 88% 

Naturaleza del Coaching

El coaching tiene sus principios en el método socrático "Mayéutica", mediante el cual los alumnos de éste filósoso griego, descubrían el sentido de la vida por si mismos, a través de un sistema de preguntas curiosas. En épocas modernas, Timothy Gallwey y John Whitmore perfeccionaron el sistema.

El proceso es individual, confidencial y basado en preguntas que tienen como finalidad hacer que el participante reflexione sobre su forma de pensar, sentir y actuar. Con ello, desarrollará la toma de consciencia sobre quien es y como está siendo en el mundo, hacia dónde quiere llegar y asumirá responsabilidad por sus acciones o inacciones, que producen sus resultados tangibles.  

El coach no psicoanaliza, no juzga, no entra en el pasado del cliente. Más bien, toma como punto de partida el estado actual y como punto de llegada el estado deseado por el participante. Conjuntamente van creando el camino que llevará de un punto al otro, en base a los recursos, valores y herramientas del participante.

En suma, no es terapia psicológica. Es, como conceptuó Marinoff, una conversación filosófica.

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono LinkedIn

924 483 154  /  994 041 520

San Borja, Lima - Perú

© 2017 Derechos reservados por Nexus Sinergia S.A.C.