Proceso de Coaching Individual

John Whitmore define el coaching como el proceso tendente a liberar el potencial de una persona, para incrementar al máximo su desempeño. Consiste en ayudarle a aprender, en lugar de enseñarle.

 

El proceso de coaching individual está enfocado a:

Diseñar y conseguir objetivos óptimos SMART-E, beneficiosos para el participante. 

Que el cliente cambie, se desarrolle y evolucione como ser humano.

Mejorar los resultados habituales del cliente en una tarea o labor específica.

Que el cliente dirija y tome el control de su vida, haciéndose responsable de sus circunstancias de manera proactiva.

Que el cliente maximice su potencial y alcance una mejor versión de si mismo.

 

Se puede decir que el proceso individual de coaching busca 2 objetivos: Uno principal e individual que es el propuesto por cada cliente, y otro accesorio y general que es el autoconocimiento de la humanidad del propio cliente. 

Naturaleza del Coaching

El coaching tiene sus principios en el método socrático "Mayéutica", mediante el cual los alumnos de éste filósoso griego, descubrían el sentido de la vida por si mismos, a través de un sistema de preguntas curiosas. En épocas modernas, Timothy Gallwey y John Whitmore perfeccionaron el sistema.

El proceso es individual, confidencial y basado en preguntas que tienen como finalidad hacer que el cliente reflexione sobre su forma de pensar, sentir y actuar. Con ello, el cliente desarrollará la toma de consciencia sobre quien es y como está siendo en el mundo, hacia dónde quiere llegar y asumirá responsabilidad por sus acciones o inacciones, que producen resultados de vida. 

El coach no psicoanaliza, no juzga, no entra en el pasado del cliente. Más bien, toma como punto de partida el estado actual y como punto de llegada el estado deseado por el cliente. Conjuntamente van creando el camino que llevará de un punto al otro, en base a los recursos, valores y herramientas del cliente.

En suma, no es terapia psicológica. Es, como conceptuó Marinoff, una conversación filosófica.

Forma del proceso

El proceso consta de 6 a 8 sesiones de 1 hora cada una, cada 15 días.

Cada sesión es individual, privada y condifencial, a realizarse en un espacio cerrado y seguro para la intimidad del cliente.

En cada proceso de coaching individual, se trabaja un objetivo específico, propuesto por el cliente.

Cada sesión es una conversación dirigida  por preguntas del coach, que harán que el cliente analice sus paradigmas.  Se acompaña, en caso de ser necesario, de dinámicas disruptivas a realizar por el cliente.

 

Todas las sesiones terminan con un plan de acción identificado por el cliente, quien se comprometerá consigo mismo para realizarlo.

Mayor información

  924 483 154 / 994 041 520

  • Facebook Social Icon
  • Twitter-icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Instagram
  • unnamed

© 2017 Derechos reservados por Nexus Sinergia S.A.C.