Buscar
  • Daniel Castro Adrianzén

Coronavirus: ¿Cómo reinventarse para el nuevo mundo?

Imagina que estás caminando por la orilla de tu playa favorita, mientras piensas en tus cosas y de repente ves como una ola gigante está a punto de reventar a 2 metros de ti. No tienes tiempo para correr, así que tienes 2 opciones: detienes la ola con tus manos o te metes dentro de ella y sales luego por encima.


Metafóricamete es lo que estamos viviendo, aparentemente el mundo de ayer tardará en volver. Ahora estamos en una transición hacia una nueva forma de vivir y debemos tomar una decisión : nos adaptamos o intentamos buscar la permanencia.


La forma de trabajo de ayer en la que entrabamos una gran empresa a colaborar por años con nuestra especialidad, de a pocos está quedando de lado. Desde hace algunos años la rotación laboral es muy natural.


Ahora con la situación que vivimos, muchas personas perderán su trabajo e incluso muchas empresas cerrarán o perderán clientes.


Con ello habrá mucha oferta de personal calificado, pero poca demanda, lo que originará que sea más complejo encontrar trabajo de acuerdo a nuestras capacidades profesionales.


Entonces, para sobresalir, debemos adaptarnos al nuevo estilo de vida.


Hace muchos años, saber inglés era un punto a favor, hoy es lo esperado. Hace muchos años tener una maestría era un punto a favor, ahora es lo que se espera. Si hiciéramos una encuesta en Linkedln ¿cuánto porcentaje de participantes nos diría que tiene un MBA y habla inglés?


Lo que antes era un plus, hoy es lo esperado, y rápidamente mañana será obsoleto.


La desaceleración económica ocasionará que las empresas necesiten menos personal, pero que le brinden un abanico más amplio de posibilidades. Si bien el personal disminuirá, las necesidades de las empresas se mantendrán.


Hasta este punto, reinventarse laboralmente, es sencillo, se trata de levantar la mano y decir, yo puedo encargarme de eso, también.


En otras palabras se está viendo necesario, que además de aquello en lo que somos expertos, desarrollemos recursos básicos de:


- Marketing y ventas, incluye algo de RRSS.


- Tecnología: Además de las ya conocidas aplicaciones para videollamadas, existen diversos softwares que nos ofrecen amplias posibilidades para el trabajo a distancia, como presentaciones grupales y dinámicas, gestión de proyectos, esquematización de funciones y tareas y un largo etc.


- Contabilidad y Finanzas, para gestionar pequeñas operaciones contables.


Es decir, reinventarse sería, en principio, ampliar nuestro espectro de dominio laboral. No estoy sugiriendo que nos volvamos especialistas en todo, solo aportar un valor distinto al que aportábamos ayer, que será necesario el día de mañana.


Todos tenemos una especialidad bien desarrollada, ahora podríamos complementarla con aquello que aun no sabemos, para diferenciarnos en el mercado laboral del mañana.



Esto para las habilidades fuertes y tangibles.


Pero también podemos desarrollar aquellas habilidades blandas e intangibles, aquello que es más difícil observar y monetizar.


Para ello debemos visualizar como será nuestro sector dentro de este mundo nuevo, con teletrabajo, distanciamiento social, miedo a las aglomeraciones, con menos disponibilidad económica dentro de las relaciones comerciales, etc.


Aportar valor humano será muy demandado el día de mañana, entre otras podemos desarrollar:


- Empatía : Las videollamadas enfatizan la necesidad de utilizar buenas palabras y entonaciones para comunicar, tener presente que las demás personas también están viendo como su vida cambia hacia un lugar no elegido y ello las afecta de diversas formas. Recuerda que la gente es más productiva cuando se siente escuchada.

- Liderazgo : Esto tiene que ver con el efecto Hawthorne, somos más productivos cuando nos sentimos de alguna forma "observados". Ello propondría que trabajando en casa, la productividad podría disminuir. Para ello es necesario elaborar buenas metas, diarias y semanales, desarrollar disciplina, coherencia entre lo que queremos y hacemos para conseguirlo, automotivación, visión y misión propias, proactividad y podremos seguir mucho rato.


- Fortalezas : aquello en lo que somos buenos, pero no solo en el trabajo, (ni aquella respuesta memorizada para las entrevistas de trabajo) sino en la vida, en la forma en como socializamos o en la forma en la que impactamos en otras personas. Estas cualidades las podemos usar para acelerar nuestra reinvención.


- Debilidades: Tal vez podamos potenciarlas para no cojear tanto por ahí, o de lo contrario podemos alejarnos momentáneamente de ellas, evitar aquello que nos acerque a ellas, porque así también maximizamos nuestra transformación.


Se dice que la presión alta transforma al carbón en diamante. La dura etapa que estamos viviendo puede potenciar nuestra creatividad para encontrar nuevas formas de hacer las cosas o encontrar nuevas cosas por hacer.


Y me he referido a lo que podemos hacer dentro de la empresa en la que seguimos trabajando o si estamos buscando un nuevo trabajo. Si el tema es cambiar de empleado a empleador, la transformación deberá ser mucho más intensa.


Recuerda, podemos intentar detener la ola con nuestras manos, o meternos dentro de ella para salir por detrás y montarla.


Cada uno decide si espera la permanencia de la situación, o si empieza a construir su nuevo Yo.


O buscamos el cambio, o el cambio nos pasará.

0 vistas
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono LinkedIn

924 483 154  /  994 041 520

San Borja, Lima - Perú

© 2017 Derechos reservados por Nexus Sinergia S.A.C.