El poder de la autoestima

June 14, 2018

¿Te has puesto a pensar alguna vez porque estar en la naturaleza nos da tanta paz, equilibrio y buena energía? Cuando estamos en la playa, vemos y oímos el mar, observamos animales, cuando vamos al bosque, nos hace sentir ricamente distinto.

 

Es ahí cuando damos cuenta de la inmensidad inexplicable de la naturaleza, son los momentos que detenemos nuestra agitada vida y nos dedicamos a apreciar las maravillas naturales que están ahí sin la intervención humana y nos brinda una muy estimulante paz, asombro, plenitud. Son esos silencios que dicen tanto.

 

 Ahora te pregunto, de toda esta naturaleza maravillosa, ¿cuál puede ser su mejor creación?

Si te pones a pensar, las personas somos seres únicos, maravillosos y si eres religioso, recuerda que somos imagen y semejanza de Dios y si no eres creyente, date cuenta que somos una fuerza energética compuesta por átomos con poderosa capacidad racional y emocional que nos posibilita alcanzar logros extraordinarios.

 

El problema es la costumbre. Nos vemos tan seguido que nos hemos adaptado a nuestra existencia y dejamos de prestarnos el valor correspondiente dentro de este asombroso universo. 

 

Sólo cuando logramos retomar la consciencia de lo funcionales e importantes que somos, reconoceremos nuestro verdadero valor.

 

La autoestima es la imagen que cada uno tiene de si mismo, convergente y fluctuante con el tiempo, ya que puede subir y bajar de acuerdo a nuestro estado emocional.  La autoestima es nuestra propia imagen y propio tamaño sensorial, que diseñamos mentalmente para el mundo en el que estamos.

 

Se trata de cómo te percibes dentro del universo, se trata de cuanto te respetas en tu camino de vida.

 

No importa la razón por la cual tenemos tal o cual imagen de nosotros mismos, se trata que, independientemente del tamaño mental que nos hemos asignado dentro del mundo, todos podemos hacerlo más grande, con lo cual nos volveremos más seguros de nosotros mismos y obtendremos mejores resultados de vida.

 

Imagina como sería tu mundo, si un día baja la vida y te firma un documento, en el cual te asegura que de ahora en adelante conseguirás absolutamente todo lo que quieres, tal vez con mayor o menor esfuerzo, pero absolutamente todo lo que quieres. Imagina tener ahora en tu mano ese papel firmado y legalizado.

 

¿Cómo sería salir por la puerta todas las mañanas sabiendo que ese día vas a lograr todo lo que quieres, y obtendrás los mejores resultados posibles?

 

¿Cómo sería irse a dormir todas las noches sabiendo que nadie te va a hacer daño y que eres dueño de tu propio destino?

 

Pues ese papel firmado por la vida no lo puedes obtener, pero si puedes obtener la sensación que sentiste al imaginarlo, esa sensación de claridad y seguridad que aumentará tu autoestima.

 

Para ello es necesario autoconocerse. Una persona que sabe quien es, sabe lo que quiere, conoce sus valores, sus creencias, sus fortalezas, sus áreas de mejora y sus objetivos en la vida. Una persona que se conoce, reafirma su capacidad de logro.

 

En base a ello, para aumentar la autoestima hay que aceptarse, perdonarse, quererse y valorarse, y reconocer nuestra inmensa capacidad para diseñar y crear, esa forma humana de ser que tanto nos gustaría. Tenemos un gran potencial para subir aún más en la escalera de la vida, sólo que no sabemos utilizarlo y es cuando empezamos a adaptarnos a la situación y conformarnos con quedarnos en el escalón al que hemos llegado. 

 

A pesar de que podemos elevar nuestro concepto, hay personas que no aceptan que les vendría bien aumentarlo. En los hombres incluso, la palabra autoestima tal vez sea un término poco amigable, porque significaría que somos vulnerables y eso no se nos permite.

 

Es importante aceptar cómo estamos ahora y a partir de aquí valorar las posibilidades para poder estar mañana.

 

¿Cómo puedes elevar tu autoestima? Según Nathaniel Branden

 

1) Vive conscientemente. Determina tu misión, tus valores, tus metas en la vida. Se consciente de quien eres, que piensas y que sientes ante los estímulos del mundo. Conócete. Enfócate en lo que estás haciendo en el momento para hacerlo de la mejor manera. Intenta quitar el automático.

 

2) Acéptate. Es estar contigo y para ti, es reconocer que mereces tu atención por sobre los demás. Eres tu el dueño de tu vida, sólo tu puedes darte la mejor manera de vivir. Es ser socialmente un poco egoísta, pero sin pasar por encima de nadie. Vivir para ti, sin dañar a otros.

 

Aceptarte es experimentar tus pensamientos y sentimientos. Vive y disfruta lo que piensas, sientes y haces.

 

Aceparte es reconocer tus errores y lo que has venido haciendo mal. Eres un ser humano gratamente imperfecto, reconócete como tal y perdónate por tus errores en el pasado.

 

Es necesario tomar consciencia que no necesitamos la aceptación de los demás. En algún momento de nuestra vida decidimos entregarle la llave de nuestra autoestima a los códigos sociales, es momento de tenerla de vuelta y saber que nuestra aceptación es innata, propia e interna. Evitar depender de los demás para ser feliz. 

 

3) Enamórate de ti mismo. ¿Cuántas veces te has enamorado? Pues el proceso que utilizarás es el mismo, pero esta vez a tu favor. Te vas a convertir en tu crush. Te propongo este ejercicio. 

 

En un papel anota tus 5 logros en la vida más importantes. Luego anota 5 cualidades que a las personas les guste de ti. Por último, pon en la lista 5 cualidades que te gusten a ti.

 

Luego mírate al espejo y en base a las  listas que has redactado, reconoce tu valor, tu belleza, tus logros, tu ternura y vulnerabilidad humana y tu capacidad de crear. Date cuenta que esa persona que ves en el espejo tiene la posibilidad de crear realidades, incluso crear vida, eso es algo exultante.

 

Esa persona que ves en el espejo es el resultado de miles de años de evolución, cuyos genes contienen información experiencial trascendental para el crecimiento de la humanidad.  Esa persona que ves en el espejo tiene antepasados que crearon naves que llegaron al espacio, y es esa persona que ves en el espejo quien tiene la misma fuerza y posibilidad de creación, fuera del alcance de cualquier otra especie en el planeta.

 

Empieza a valorarte. En voz alta, mientras sonríes mirándote al espejo, di las razones por las cuales te admiras, guíate de la lista, observa la imagen que tienes delante, mírate a los ojos, abrázate y verbaliza un “te quiero” muy convincente. Repite la dinámica durante unos minutos, siempre sonriéndote mientras te miras al espejo, busca tus ojos y repítete lo mucho que te quieres.

 

Al principio tal vez te sientas un poco incómodo, eso es normal, pero te darás cuenta como poco a poco te irás acomodando a la dinámica.

 

Así como te enamoras de otra persona, la idealizas y la subes a un pedestal, haz lo mismo contigo, eleva tu imagen y siéntete orgulloso de ti mismo.  Enamórate de ti, valórate y ponte en tu propio pedestal.

 

No es necesario ir a parajes naturales para observar las maravillas de la naturaleza, sólo tienes que prestar atención a la criatura que ves en el espejo.

 

4) Sé responsable de ti mismo. No eres producto de las circunstancias, eres producto de tus acciones o inacciones. Todo lo que tienes o no tienes es por tus decisiones. Asume que sólo tu eres quien determina sus resultados de vida, sin culpar a los demás o a las circunstancias de vida. Si quieres conseguir algo de la vida, depende de ti.

 

5) Respétate. Mereces reafirmar tus decisiones, deseos, necesidades, tus valores. Respetarlos y hacer que los respeten. Sin llegar a la agresividad, se trata de dejar de ser pasivo, evitar que los demás pasen por encima de nuestros intereses. Se trata de protegerlos, comunicarlos y respetarlos.

 

6) Vive con propósito. Establecer metas motivantes, estimulantes y alcanzables. Metas inteligentes que nos mantengan en el camino correcto. Es poner un norte en nuestras vidas, y saber hacia dónde estamos yendo, para que lo hacemos y que encontraremos cuando lleguemos.

 

Es vivir con una finalidad, con una misión, establecer el fin supremo de nuestra vida.  Vivir consciente, cómo estamos en el mundo, que está fallando y qué está funcionando.  Para ello es necesario diseñar un plan de acción, establecer cuáles son los pasos que nos llevarán hacia nuestra meta.

 

Vivir sin un macro-objetivo es pasar tiempo en un existencialismo vacío.

 

7) Vive con integridad. Es decir, congruencia, entre lo que queremos y lo que hacemos para lograrlo. Congruencia entre lo que decimos y lo que hacemos, congruencia hacia nuestros valores de vida, congruencia entre lo que pides y lo que das.

 

Somos cada uno de nosotros los responsables de tener la calidad de vida que merecemos, sólo hay que esforzarse en conseguirla. Podemos empezar, valorando la imagen que tenemos en el espejo.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic
  • Facebook Social Icon
  • Twitter-icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Instagram
  • unnamed

© 2017 Derechos reservados por Nexus Sinergia S.A.C.